El kakadú es un fruto australiano muy desconocido en el lado occidental pero que poco a poco está abriéndose camino en el mundo de la cosmética por la infinidad de propiedades beneficiosas que posee para la piel. Su nombre científico es Terminalia Ferdinandiana y hace varios años, científicos de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad de Sydney demostraron la cantidad de beneficios que este fruto tiene para nuestro organismo. ¿Todavía no lo conoces? Entonces ¡sigue leyendo!

En la actualidad, ya se está utilizando para los productos cosméticos por su alto contenido en minerales y antioxidantes que potencian una piel saludable. Contiene ácido fólico, hierro, luteína, vitamina E y vitamina C. Estas dos últimas son neutralizadoras de los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro de la piel. Por si esto fuera poco, también aportan grandes cantidades de magnesio y calcio, aportando un soporte mayor para la nutrición ósea.

kakadu_novu

Ampliamos con detalle algunos de sus beneficios:

  • El kakadú es una fuente natural de vitamina C y antioxidantes. 100 gramos de este fruto, contienen 100 veces más vitamina C que una naranja. Además, el kakadu contiene fitoquímicos como el ácido elágico (anti-inflamatorio y anticancerígeno) y gálico (antioxidante, antiinflamatorio, anticancerígeno y antibacteriano).
  • Sus propiedades antibacterianas acaban con las impurezas. Detalle que se ha aprovechado para incluirlo como ingrediente principal de cremas y sérums para pieles grasas.
  • Limpia y redefine los poros. Los productos que lo contienen, lejos de taponar ayudan a limpiar la tez en profundidad.
  • Ayuda a cicatrizar marcas de acné. Este es uno de los problemas más difíciles de solucionar, pero se ha probado que introducir kakadu en los tratamientos pertinentes funciona a la perfección.
  • Mejora la elasticidad e hidratación del rostro. En las grandes ciudades el mayor problema de las pieles es la deshidratación y nada nutre más la piel que una crema hidratante hecha a base de productos naturales
  • Reduce los signos de la edad. Al poseer un gran contenido antioxidante, es perfecto para retrasar la apariencia del paso del tiempo.
  • Acaba con la inflamación e hiperpigmentación de la piel. No solo es ideal para acabar con las rojeces, si no también para personas que tienen bolsas y ojeras ya que con su uso habitual suaviza notablemente este problema.
  • Previene la aparición de manchas. Aunque hay que combinarlo con el protector solar, también está demostrado que el kakadú previene la aparición de manchas en la piel.

kakadu_polvo_novu

Después de estas impresionantes características cómo no escoger el kakadú como el ingrediente imprescindible dentro de los productos y tratamientos de NOVU.

El Radiance Essence, compuesto por ácido hialurónico y kakadú, es el sérum que empleamos en el tratamiento Cold Ion, complemento perfecto al equipo de última generación que a su vez da una sensación de frescor muy agradable.

La mascarilla Face Time de NOVU también contiene kakadú. En este caso, por su activo para prevenir los signos del envejecimiento. Por último, dentro de los productos de NOVU que contienen este fruto australiano tan desconocido nos encontramos con el contorno de ojos, por su función antioxidante, que a su vez es el mismo producto que se emplea en el tratamiento Lifting Mirada.

Ya sabes un poco más del kakadú, y ahora ¿a qué esperas para introducirlo en tu cosmética diaria?