Conseguir una piel saludable es cuestión de buenos hábitos, por ello, el cuidado tanto por dentro como por fuera es fundamental, así como evitar las emociones negativas y el estrés lo máximo posible. Con el día a día y la rutina, cometemos el error de dejar nuestro cuidado físico y nuestra salud a un lado, sin embargo, es fundamental tomarnos el tiempo para estar en línea con nuestras emociones y mimarnos como merecemos. Si hablamos de la piel, aquí entra en juego lo que se acumula del día a día, es decir, ningún tratamiento va a ser milagroso si no somos perseverantes. Por ello, y porque en el cuidado de la dermis entran en juego muchos factores, vamos a desgranar en este artículo 5 pasos para conseguir una piel sana.

Hidratación: requisito indispensable para una piel bonita

La hidratación juega un papel protagonista a la hora de hacernos lucir una piel que, a simple vista, transmite la sensación de salud y luminosidad. Esto puede hacerse mediante la ingesta de los 2 litros diarios de agua recomendados y también en los productos que aplicamos en el día a día y así como los tratamientos.

Alimentación: la base de todo

Como te alimentas es cómo te sientes, al final, la alimentación juega un papel protagonista en el aspecto físico y emocional con el que vivimos nuestros días, así como en el rendimiento que ofrecemos en las tareas que tenemos que cumplir. Una dieta rica en nutrientes, vitaminas y minerales tendrá un reflejo claro en el aspecto que luzca nuestra piel.

Uso de protector solar: no te la juegues

Desde Novu hacemos mucho hincapié en la importancia de proteger la piel de rayos uva nocivos para la salud con protectores solares para evitar problemas como el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de manchas… etc. Además, pese al hábito de muchas personas de pensar que en invierno o en días nublados no hace falta aplicar crema, la realidad es que también es aconsejable el uso del mismo en todas las estaciones del año.

Mantener una higiene diaria: un must en tu agenda

Si hablamos de la piel, la higiene de la misma, es un must si queremos contar con una piel saludable. Durante la jornada, así como por la noche se acumula suciedad que se obstruye los poros, una problemática que, si no se soluciona con una rutina de limpieza diaria, aparte de ofrecer una apariencia poco estética, puede causarnos problemas de infección en la dermis.

Ser consciente de cuál es tu tipo de piel y ofrecerle un cuidado específico

Saber cuál es nuestro tipo de piel y aplicarle los productos oportunos es la premisa por la que tenemos que empezar a cuidar la piel de nuestro rostro. En Novu, te haremos un diagnóstico previo para aplicarte el tratamiento oportuno y que introduzcas en tu rutina de cuidado diaria los productos más óptimos.

Ejercita la piel: la elasticidad también se entrena

Seguro que has escuchado alguna vez que la piel tiene memoria, quizás lo hayas escuchado más bien con una connotación negativa en relación con el abuso del sol, lo cierto es que también puede tener una connotación positiva. Existen ciertos tratamientos rutinarios que previenen y frenan la aparición ciertas arrugas en zonas conflictivas, así como zonas menos hidratadas, con obturación de grasa o tendente a desarrollarla. Para ello, con esta rutina denominada Skin Gym, podemos hacer que la piel recuerde estos ejercicios y mejore significativamente en apariencia.

No en balde, esta gimnasia de la piel se ha convertido en número uno del mercado asiático con más de 10 millones de personas beneficiadas por estos tratamientos. Esta filosofía es equiparable a un gimnasio donde puedes recibir según qué tratamientos dependiendo de la problemática que quieras solucionar. Por ejemplo, si tu preocupación son las arrugas, el tratamiento Lifting Facial o Lifting Cold es tu mejor opción, en cambio, si lo que quieres es conseguir reducir ojeras, deberás optar por Lifting Mirada, para la piel seca el Hot Ion Mask otorga unos resultados increíbles.

En nuestra página podrás encontrar éstos y muchos más tratamientos y productos adecuados a tu tipo de piel, además si vienes a nuestra clínica Novu, nuestro equipo médico te hará el diagnóstico que mejor se adapte a ti.